Endosonografía

El ultrasonido endoscópico o endosonografía es una técnica que combina las múltiples ventajas asociadas a dos disciplinas: la endoscopia y la ultrasonografía; permitiendo al médico examinar las paredes del tracto gastrointestinal alto (esófago, estómago y duodeno) y bajo (colon y recto), además de explorar órganos vecinos como hígado, conducto biliar, vesícula biliar, páncreas entre otros. Es un procedimiento mínimamente invasivo y ambulatorio.

Este tipo de ultrasonido, provee más información que cualquier otro método de estudio, ya que nos entrega imágenes detalladas del tracto gastrointestinal, de su pared y, a la vez, posibilita la toma de muestras de tejidos en caso que se detecte alguna zona sospechosa o una lesión durante la exploración, para así llegar a un diagnóstico definitivo. Todas las opciones anteriores no tienen asociadas ningún tipo de radiación.

El ultrasonido endoscópico nos permite evaluar anormalidades como abultamientos o lesiones que hayan sido detectadas en una endoscopia previa o en algún método de imagen, proporcionando detalles que ayudan a determinar su origen, penetración y extensión. A la vez, nos permite revisar si hay ganglios comprometidos o si existe invasión de una vena o arteria, con el fin de establecer la decisión más certera de tratamiento. A mayor abundamiento, también es utilizado para diagnóstico de patologías benignas y malignas de páncreas, vías biliares y vesicular biliar.

Para su ejecución se utiliza un tubo flexible y delgado llamado endoscopio, el cual tiene en su extremo un transductor de ultrasonido en miniatura. El médico, introduce el endoscopio a través de la boca o ano hasta el área a ser examinada. A continuación, se activa el ultrasonido que genera ondas que crean imágenes del tracto digestivo. Desde el punto de vista del paciente, el procedimiento no es diferente a una endoscopia. Este último, recibirá medicamentos endovenosos de sedación controlada, por lo que debe asistir siempre acompañado.

Indicaciones para la realización de un procedimiento endosonográfico:

• Estudio de tumores malignos del tracto digestivo, páncreas, vías biliares entre otros.

• Evaluación de anormalidades de la pared del tracto gastrointestinal y/o estructuras adyacentes.

• Obtención de muestras para estudio citológico de lesiones propias y/o adyacentes a la pared del tracto gastrointestinal.

• Evaluación de anormalidades pancreáticas incluyendo tumor, pseudoquiste y pancreatitis crónica.

• Evaluación de anomalías de las vías biliares.

Complicaciones de la Endosonografía

Es muy raro que exista alguna complicación durante y/o después del procedimiento, siendo dicho riesgo menor a 1%. 

Estudios a realizar:

• Endosonografía radial diagnóstica superior.

• Endosonografía radial diagnóstica inferior.

• Punción aspiración por aguja fina guiadas por Ultrasonido Endoscópico.


Cubierto por: Fonasa, Isapre, Particular.